servicios@statetrustlife.com

PLANES DE EDUCACIÓN

En el siglo XXI, el conocimiento se ha convertido en el activo más importante, y los trabajadores que están bien educados y que son entendidos en tecnología obtienen los salarios más altos y tienen las tasas más bajas de desempleo.

¡PAGUE SU PÓLIZA AQUÍ!
CENTRO DE MEDIOS

La movilidad del talento es una tendencia característica del siglo XXI. La gente de América Latina y Asia están asistiendo a los centros educativos en los Estados Unidos y Europa. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 86 millones de personas trabajan en lugares fuera de su país de origen. Esta tendencia hacia la globalización está creando nuevos desafíos para la educación superior y ofreciendo oportunidades sin precedentes para una nueva generación. Como resultado de la revolución tecnológica, los países desarrollados pueden llegar a los mejores talentos de Asia, Europa del Este, Oriente Medio y América Latina. Las empresas pueden comunicarse instantáneamente con ubicaciones en todo el mundo y los sistemas de transporte están dirigidos hacia el incremento de viajes y contacto alrededor del mundo.

Una buena educación es importante para triunfar en el mercado laboral. Sin embargo, los costos de una educación de cuatro años en las universidades más prestigiosas de los Estados Unidos pueden tener un costo de más de $200,000 (en 2009) y están aumentando a un ritmo del 5% anual. Por lo tanto, un plan de ahorro para la educación se convierte en una herramienta necesaria para pagar por esa educación. StateTrust Life & Annuities ofrece varias opciones de inversión en la moneda de su elección (que podría basarse, por ejemplo, en la moneda del país en el que la educación se llevará a cabo). StateTrust ofrece dos planes de educación:

  • Scholar: Un plan de educación multi-moneda con retorno variable que ofrece un plan de ahorro que invierte en fondos de renta fija y variable e índices y que al inicio del período de educación pagará para cubrir los gastos educativos.
  • Eduplan: Un plan de educación con retorno garantizado que ofrece un plan de ahorro con una rentabilidad fija que garantiza una cierta cantidad de dinero que se pagará durante todo el periodo educativo elegido.

La planificación de la educación de los hijos debe empezar desde su nacimiento. Normalmente disponemos para ello de cerca de 18 años para estructurar y asegurar los beneficios e ingresos necesarios con el fin de cubrir los gastos universitarios futuros.
Sin embargo, lo anterior no es regla. En general, la planificación puede empezar en cualquier momento, antes de que su hijo entre a la universidad. Pero cuanto más amplio sea el horizonte de tiempo de inversión, más alta es la posibilidad de alcanzar los objetivos financieros trazados y más estable la tasa compuesta de retorno sobre la inversión.
Además, es posible enfrentar gastos inesperados sin que se amenace el presupuesto establecido para la educación superior.

Varios pasos se deben tomar para una acertada planificación de la educación:

  • Evaluar la situación financiera individual.
  • Calcular el costo universitario para cada uno de los beneficiarios del plan .
  • Establecer metas financieras, presupuestos y el tiempo necesario para alcanzarlos. Investigar las opciones de rendimientos de ahorros e ingresos.
  • Escoger EduplanEduplan Growth o Scholar para asegurar un ingreso semestral que será destinado a la educación del beneficiario.

En StateTrust Life & Annuities complementamos el plan de educación de sus hijos, con las siguientes acciones:

  • Proyectamos los gastos futuros de la educación de sus hijos y desarrollamos estrategias para ayudarle a sufragarlos.
  • La proyección de los gastos se obtiene usando la información que manejamos de múltiples universidades. Tal proyección tiene el propósito de anticipar los costos que usted incurrirá cuando su hijo entre a la institución de educación superior escogida.
  • Los costos de la universidad se ajustan con la inflación. Esto se hace con el fin de que cuando su hijo empiece su educación superior, los costos estén actualizados y llenen las expectativas financieras.

El conocimiento es el principal activo de la economía del tercer milenio. También lo es la especialización y el llamado self branding (3) es decir, la manera como una persona es capaz de posicionarse en un mercado global, con sus conocimientos especializados y una forma única de comunicarlos. Este nuevo panorama implica grandes esfuerzos y desafíos financieros por parte de los padres de familia, que buscan darles una educación de excelencia a sus hijos. Veamos algunos datos relevantes al respecto:

  • En el 2009, estudiar en las universidades más prestigiosas de Estados Unidos cuesta cerca de US$ 200,000. Este valor equivale a cuatro años de matrícula y manutención.
  • La ayuda financiera cubre alrededor del 40% del total de los costos universitarios, los cuales se incrementan cada año cerca del 5%.
(3) Manpower, 2007 pp 12,23.
  • 7 de cada 10 estudiantes de tiempo completo reciben ayuda financiera, ya sea a través de préstamos o becas, tanto para alumnos de bajos recursos como para los más aventajados en términos académicos.
  • La mayoría de la ayuda financiera es concedida a estudiantes con necesidades económicas.

Alternativas en Planes de Educación

  • Con retorno garantizado: Eduplan.
  • Variable, con inversión en fondos mutuales: Eduplan Growth.
  • Variables en múltiples monedas, a través de los instrumentos de inversión ETF’ o índices de mercados de capital: Scholar.
La planificación de la educación, no sólo tiene como beneficiarios a los hijos. También los mismos titulares de un plan de educación pueden ahorrar en función de futuros proyectos para posgrados o doctorados.